Causas y soluciones para las uñas mordidas

uñas cortas y mordidas

El comerse las uñas es un hábito compulsivo, el cual es conocida como onicofagia. Esto es muy común en niños, pero también algunos adultos suelen mantener las uñas mordidas

Pueden existir diversas causas, que conlleva a tener las uñas mordidas, algunas de ellas son:

Por angustia o estrés

Nervios

Por rabia o frustración

Estás podrían ser algunos de los motivos por los que las personas suelen comerse las uñas. Aunque, en la mayoría de los casos, este mal hábito comienza en la infancia y puede acelerarse durante la adolescencia. No siempre está claro por qué alguien desarrolla este hábito en particular, pero una vez que comienza, puede ser difícil de manejar.

Índice de contenido

Riesgos de mantener las uñas mordidas

Este hábito puede incluir morderse la uña, la cutícula y el tejido alrededor de la misma. La mayoría de las personas que mantienen uñas mordidas no desarrollan daños a largo plazo, pero pueden ocurrir.

Más allá del dolor de las uñas y la piel, los efectos secundarios pueden incluir:

  • Uñas con aspecto desagradable -infecciones fúngicas de la placa de la uña y la piel a sus alrededores
  • Enfermedad debida al paso de bacterias y virus de los dedos a la cara y la boca
  • Daño a los dientes como astillas, desalineación y reabsorción dental
  • Dolor y disfunción de la articulación temporomandibular

Consejo

Es importante que tomemos en cuenta lo siguiente, de pronto no le damos demasiada importancia, pero cuando el tiempo transcurre los riesgos de tener nuestras uñas mordidas pueden ser peores.

Además, hábitos como tragarse las uñas mordidas pueden aumentar el riesgo de infecciones estomacales e intestinales.

Soluciones para las uñas mordidas

Lo primero que hay que tener en cuenta para dejar de tener uñas mordidas es aceptarlo y querer dejar de hacerlo, aquí juega un papel muy importante la fuerza de voluntad propia.

Realizar manicura frecuentemente para evitar morderse las uñas

Las uñas largas pueden ser difíciles de resistir, por lo que mantenerlas cortas es una buena idea. Establezca un día y una hora en particular cada semana para el corte y cuidado de las manos y así sin duda será una solución para evitar uñas mordidas.

Otra opción es hacerse manicuras profesionales con regularidad. Gastar el dinero pautado y saber que alguien va a revisar tus uñas adecuadamente, esto puede evitar que vuelvas al hábito.

Utilizar esmaltes para evitar morder las uñas

Utilizar esmaltes en las uñas evita que tengas la tentación de morderlas, ya que así no podrías ver el crecimiento de la misma y no te provocaría llevarlas a la boca a quitar los bordes.

Además, hay muchas personas que luchan con las uñas mordidas. Por eso hay esmaltes de uñas diseñados para ayudarte a dejar de hacerlo. No te harán daño si te metes las uñas en la boca, pero el sabor amargo puede darte dudas.

Utilizar guantes para no llevar las manos a la boca

Puede ser algo incómodo estar con guantes durante el día, pero sin duda es un esfuerzo para evitar las uñas mordidas.  Colocamos los guantes y así podemos hacer sin ningún problema nuestros quehaceres del hogar.

Evitemos tiempos libres de ocio

Mantenernos ocupado nos ayudaría mucho, ya que no nos daría el tiempo para sentarnos a pensar demasiado y morder nuestras uñas por las preocupaciones o quizás por el descuido.

Utilizar esmaltado semipermanente

Al realizarlo esmaltado semipermanente encima de nuestras uñas nos ayuda a darle resistencia y dureza, este producto hace qué las uñas están un poco más gruesa de lo habitual y por lo tanto  evitamos morderlas, ya que además de doloroso no queremos arruinar una manicura.

No será lo más fácil dejar de hacerlo, es complicado dejar la costumbre de un día a otro en ocasiones, más aún cuando ya se nos ha convertido en un hábito, pero, siempre y cuando lo queremos hacer, podemos lograrlo.

Mantengamos presente que esto nos puede cuidar de grandes infecciones en la boca, manos y uñas. Por eso debemos evitar en lo posible tener uñas mordidas, además, nos dan una mala imagen delante de cualquier ocasión.

Tratamiento conductual para evitar morder las uñas

La terapia conductual es útil cuando las medidas más simples no son efectivas, el objetivo es resolver la mordedura de uñas y posiblemente identificar un comportamiento alternativo, por ejemplo: tratar de que las manos vuelvan a estar presentables. La terapia de control de estímulos también puede ser útil para identificar y controlar el estímulo que desencadena la necesidad de morderse las uñas.

Así es, en la mayoría de los casos esto puede ser reflejado por problemas internos que deben ser tratados por profesionales, dependiendo nuestra gravedad podemos visitar un psicólogo, el mismo podrá recetarnos algunos tratamientos para calmar los nervios y la ansiedad, bien sea que estemos pasando por un problema grave o porque simplemente algo nos preocupa.

Otro de los casos podría ser visitar un medico por no tratar de controlarnos y la infección pueda empeorar cada vez más, por eso es necesario tratar este problema a tiempo y dejar de tener uñas mordidas, ya que como se ha mencionado anteriormente, también puede causar graves daños en el intestino.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Causas y soluciones para las uñas mordidas puedes visitar la categoría Como hacer.

Foto del avatar

Dailys Guitian - Artista nails

Mi nombre es Dailys Guitian, soy manicurista desde hace más de 12 años, aprender cada técnica y tendencia del mundo de las uñas es mi mayor pasión. Sígueme en mis redes para ver mi trabajo 😉

Esto te podría interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies Leer más